Cómo quitar el parachoques de un Jetta

Thinkstock/Comstock/Getty Images

El parachoques de un Volkswagen Jetta se mantiene en su lugar mediante unos pernos roscados. Normalmente sólo es necesario quitar el parachoques si está dañado o si necesitas acceder a algo que está directamente atrás de él, como los soportes de apoyo del radiador o el travesaño, y no quieres colocarte debajo del vehículo. Si nunca has quitado el parachoques anteriormente, el procedimiento puede durar unos 30 minutos.

Quita los tornillos de rosca debajo del parachoques delantero que sujetan a éste en su sitio.

Gira el volante completamente hacia la derecha y quita los tornillos de rosca en los dos pozos de las ruedas delanteras que sostienen el parachoques a la defensa.

Tira el parachoques hacia afuera del Jetta.

Quita los tornillos que sujetan el parachoques trasero a los soportes traseros de éste.

Tira el parachoques trasero hacia afuera.

Más Artículos

×