¿Qué sucéde cuando se mezcla agua con gasolina?

Two petrol pumps on filling station forecourt

Noel Hendrickson/Digital Vision/Getty Images

Densidad del agua y de la gasolina

Splashing water

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Primeramente es importante entender los principios de la densidad cuando estás tratando de averiguar qué ocurre cuando mezclas agua con gasolina. Una substancia densa es más pesada, por lo que quedará debajo de una substancia menos densa. Por ejemplo, el helio es menos pesado que el aire, por eso es que flota arriba del aire. La densidad del agua en estado líquido a temperatura ambiente es de 980 kg por metro cúbico. La densidad de la gasolina es de 720 kg por metro cúbico. Así que la gasolina es más ligera (menos densa) que el agua.

Cuando los dos se "mezclan"

Oil being poured into water, studio shot

Ryan McVay/Lifesize/Getty Images

Debido a las diferentes densidades del agua y la gasolina, la mezcla no ocurre. Tan pronto cómo añades agua al tanque de gasolina, toda el agua se asentará en el fondo del tanque. Y la gasolina que es más liviana flotará en la parte superior. Obtendrás el mismo efecto que cuando mezclas aceite y agua. Así que antes de tratar de mezclar agua con gasolina para hacer que "rinda más" ten en mente que no pasará. Estarás dañando tu automóvil en lugar de ayudarlo.

Potenciales efectos negativos

Man sitting on road fixing car with open bonnet, rear view

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Mezclar agua con gasolina puede causar serios problemas a tu automóvil. La gasolina que se encuentre por encima correrá normalmente por el sistema del automóvil por un corto periodo de tiempo y tu automóvil funcionará como siempre.

Eso será, hasta que que se agote la gasolina por encima del agua. Tan rápido cómo el agua del fondo comience a ser empujada por las líneas de gasolina y por la bomba de gasolina, el automóvil tendrá problemas con el arranque. De hecho, tu automóvil no arrancará y tendrás que gastar mucho dinero para arreglar el problema y que el agua sea removida. El agua no es inflamable y no puede encender un motor como lo hace la gasolina.

También, el agua se congela en el invierno. Así que podrías terminar con un bloque de hielo en tu tanque de gasolina si añades agua a la gasolina. Si de alguna manera el agua llega a las líneas de gasolina, se congelará y no dejará que la gasolina circule. Puedes arruinar el sistema de combustible.

Una pequeña cantidad de agua en el tanque de gasolina puede que no cause un problema catastrófico, pero debe ser evitado. Asegúrate de fijar bien el tapón en tu tanque de gasolina después de llenarlo y no lo llenes bajo la lluvia a menos que estés en una estación de gasolina.

Más Artículos

×