Causas de que la polea del alternador rechine

moteur image by Secret Side from Fotolia.com

Una polea del alternador que produce chillidos no sólo es molesta, sino que indica un problema con las correas del automóvil o el alternador. Si esto no se atiende, es probable que el problema que causa el chillido empeore y cause daños costosos sobre le alternador o el motor.

Correa floja

Una correa de transmisión suelta puede hacer que la correa patine en la polea del alternador, creando un chillido. La mayoría de los coches modernos utilizan un sistema de correa de serpentina que se tensa mediante un tensor automático, que no se puede ajustar manualmente. En estos vehículos, los problemas con la tensión de la correa son a menudo causados ​​por una correa desgastada que se ha extendido.

Correa desgastada

Una correa desgastada puede crear un chirrido incluso si el tensado es correcto. Una correa de transmisión debe ser suave y flexible, lo que permite que se doble según sea necesario y proporciona un sólido agarre a la polea. Las correas desgastadas a menudo desarrollan manchas duras, grietas o tienen una apariencia acristalada, y necesitan ser reemplazas.

Rodamientos desgastados

Los rodamientos de un alternador pueden desgastarse y crear ruidos, como un chillido. Un alternador con cojinetes desgastados probablemente producirá una carga suficiente para que funcione el motor y la batería cargue. Para probar los cojinetes desgastados, quita la cinta y gira la polea con la mano. Si oyes ruidos o la polea no gira con suavidad, los cojinetes están desgastados y el alternador debe ser reemplazado.

Más reciente

×