×
Loading ...

Cómo revisar un compresor de aire acondicionado Denso

Fecha actualizada 17 abril, 2017

Denso es una compañía que fabrica una línea de componentes de aire acondicionado, como evaporadores, condensadores y compresores. Cada uno de estos componentes se unen para crear el aire frío que sopla a través de las ventilaciones de AA en tu vehículo. El compresor es responsable de bombear refrigerante a través del sistema. Este ciclo continuo de refrigerante es lo que mantiene funcionando el sistema de aire acondicionado. Aprende cómo revisar tu compresor para mantener funcionando y en buena forma tu sistema de aire acondicionado.

Loading...

Consejos de reparación

  1. Escucha si hay ruidos inusuales que salen de tu compresor, como chirridos, vibración o rechinar. Las causas comunes de un compresor ruidoso incluyen una correa de AA rasgada, monturas de compresión sueltas, una bobina de cierre defectuosa, sobrecarga de refrigerante, humedad dentro del sistema o un soplador de motor roto.

  2. Comprueba que tus ventilaciones estén soplando aire frío cuando el sistema de aire acondicionado esté encendido. Siéntate dentro de tu vehículo durante al menos cinco minutos. Deja que el sistema de AA funcione en los ajustes máximos. Coloca tus manos contra las ventilaciones de AA para asegurar que salga aire frío de ellas. La presión baja o el aire que no está lo suficientemente frío pueden ser el resultado de poco o nada de refrigerante, un cierre de compresor que se desliza, un motor de soplador defectuoso, un fusible fundido, una manguera de refrigerante atascada o un termostato defectuoso.

  3. Abre el capó del vehículo. Localiza el compresor, que suele ir montado en el lado del conductor del motor. Identifica el compresor como un cilindro de color metálico con dos mangueras refrigerantes unidas a cada extremo. Inspecciona de cerca el compresor. Busca signos visibles de corrosión o daño. Inspecciona las zonas donde el compresor conecta a las mangueras refrigerantes. Asegúrate de que las mangueras estén bien aseguradas al compresor. Busca agujeros en las líneas de refrigerante, lo que es un indicador de una fuga.

Consejos de revisión

  1. Aparca tu vehículo pero deja el motor funcionando. Pon el freno de aparcamiento. Abre el capó. Localiza el compresor. Mira que el compresor esté conectado a dos líneas de refrigerante. La línea que va al acumulador es la del lado bajo. La línea que va al condensador es la del lado alto.

  2. Localiza las válvulas de revisión de aire acondicionado en las líneas de refrigerante del lado bajo y del lado alto. Conecta la manguera azul del medidor del colector a la válvula de revisión del lado bajo. Conecta la manguera roja del medidor del colector a la válvula de revisión del lado alto. Abre las válvulas de presión en las mangueras azul y roja para medir la lectura de refrigerante en tu vehículo.

  3. Asegúrate de que la lectura de refrigerante de las válvulas de presión en los medidores del colector esté entre los rangos recomendados para tu vehículo. La lectura de presión alta debería ir de 225 a 240 psi. Consulta tu manual de propietario si tu lectura de refrigerante está fuera del rango recomendado, ya que ésto puede indicar varios problemas, dependiendo de la lectura de presión.

Consejos de descarga

  1. Evacúa el sistema de aire acondicionado. Conecta una bomba de aspiración a las válvulas de revisión de refrigerante. Activa la bomba y déjala eliminar el refrigerante del sistema.

  2. Sigue la línea de refrigerante del lado alto del compresor al condensador. Como el compresor, el condensador está unido a dos mangueras de refrigerante. Quita ambas usando la llave ajustable.

  3. Vierte disolvente de descarga a la entrada del lado alto del condensador. Aplica aire comprimido a la entrada del lado alto y deja que el disolvente de descarga pase a través del condensador. Recoge el disolvente mientras gotea de la salida del lado inferior. Continúa descargando el condensador hasta que el disolvente salga libre de restos y suciedad.

  4. Asegura las líneas de refrigerante al condensador. Enciende la ignición para tu vehículo. Enciende el aire acondicionado y pon el sistema en los ajustes máximos. Deja que tu motor vaya al ralentí hasta que alcance 2.000 rpm.

  5. Une la manguera azul de los medidores del colector a la válvula de revisión del lado inferior. Une una lata de refrigerante a la manguera amarilla de los medidores del colector. Abre las válvulas de presión en las mangueras azul y amarilla. Recarga tu sistema de aire acondicionado hasta que el medidor de presión en la manguera azul muestre una lectura entre 25 y 40 psi. Desconecta los medidores de colector de las válvulas de revisión.

    Advertencia

    No intentes revisar tu compresor si tu vehículo fue fabricado antes de 1994, ya que probablemente utiliza refrigerante de freón R-12, que se considera una sustancia peligrosa por la EPA.

Loading...

Referencias

Loading ...
Loading ...