¿Cómo reparar una silla con ajuste de altura?

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Las sillas de oficina ajustables están diseñadas para hacer las largas horas de trabajo de oficina más cómodas. Sin embargo, si la silla deja de funcionar correctamente, se vuelve más una molestia que una conveniencia. Un cilindro de gas defectuoso es la causa más probable de que el asiento no se mueve, que se levanta cuando no está en uso o que se mueve hacia arriba y hacia abajo mientras estás sentado. Si el asiento se inclina, se desploma o se balancea, el mecanismo del asiento necesita ser reemplazado.

Mecanismo del asiento

  1. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Coloca la silla al revés. Quita la base de la silla. La base es fijada a la silla con clips de retención o con arandelas y pernos. Haz palanca para soltar los clips de sujeción con un destornillador o alicate de punta fina. Usa una llave ajustable para aflojar y remover los tornillos y tuercas.

  2. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Afloja los tornillos del mecanismo del asiento con un destornillador Phillips. El mecanismo del asiento es la placa de metal negra justo debajo del asiento. Tira de la falda de plástico para exponer el cilindro de la silla. El mecanismo del asiento y el cilindro de la silla están conectados con un sello de presión.

  3. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Golpea las cuatro esquinas del mecanismo del asiento con un mazo de goma mientras tiras hacia abajo el cilindro. Las vibraciones romperán el sello entre el cilindro y el mecanismo del asiento. Retira el mecanismo del asiento antiguo.

  4. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Instala el nuevo mecanismo del asiento en la silla de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Vuelve a colocar la base sobre la silla. Fija la base con los clips de sujeción, tornillos o con las arandelas y pernos. Los clips de sujeción simplemente engancha en su lugar. Usa una llave ajustable para apretar las arandelas y tornillos. Ajusta la silla de respaldo recto y siéntate en ella para probarla. Gira el asiento varias veces para asegurarte de que es seguro y no se balancea o inclina.

Cilindro de gas

  1. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Coloca la silla al revés. Quita la base de la silla. La base está fijada a la silla con clips de sujeción o arandelas y pernos. Haz palanca para soltar los clips de sujeción con un destornillador o alicate de punta fina. Usa una llave ajustable para aflojar y quitar las arandelas y tornillos.

  2. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Gira el cilindro de gas con una llave de tubo. El cilindro de gas está ubicado en la columna en la parte posterior de la silla. Es un objeto negro similar a un tubo que es de 3/4 a 1 pulgada (1,91 a 2,54 cm) de largo y aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) de diámetro. Un extremo está ahusado. Si el cilindro de gas no se mueve, rocíalo con WD-40. Gira y tira la llave de tubo hasta que el cilindro de gas salga de la columna.

  3. Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Coloca el extremo ahusado del nuevo cilindro de gas en la columna. Gira y rota el cilindro hasta que salga de su lugar. Vuelve a montar la base y ajusta la silla en posición vertical. Baja y sube la altura de la silla varias veces para asegurarte de que funciona correctamente. Comprueba la silla después de un par de horas para asegurarte de que el asiento no se ha movido hacia arriba o hacia abajo.

    Consejos

    Mide el cilindro de gas. Compra un nuevo cilindro que es del tamaño exacto.

    Advertencia

    Protégete los ojos al retirar el cilindro de gas. Los cilindros contienen nitrógeno. Si es perforado el cilindro se liberará una pequeña cantidad de nitrógeno.

Más reciente

×