¿Cómo sacar el aire de las líneas hidráulicas?

...

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Un sistema hidráulico pasa fluido hidráulico a través de líneas de componentes que crean presión (cilindro maestro) a los componentes de salida o pistones que transfieren la presión para realizar la tarea requerida. Ejemplos de sistemas hidráulicos incluyen los frenos hidráulicos de vehículos de motor, los brazos de excavadoras y los sistemas de dirección de vehículos de motor. El aire en el sistema hidráulico hace que el sistema funcione ineficientemente o deje de funcionar. Los procedimientos para quitar el aire de los sistemas hidráulicos varían dependiendo de la maquinaria. Consulta el manual de funcionamiento de tu vehículo o equipo para obtener instrucciones específicas.

Retira los paneles y las ruedas del vehículo o maquinaria para tener acceso a la válvula de sangrado de los componentes de salida hidráulica. Utiliza los elevadores, bloques y otros dispositivos de seguridad si quitas las ruedas.

Conecta la manguera del kit de sangrado a la válvula de sangrado del componente de salida o del pistón.

Llena el depósito de fluido hidráulico a su nivel máximo.

Afloja la válvula de sangrado entre un cuarto de vuelta a una media vuelta.

Acciona la bomba de vacío del kit de sangrado para sacar el fluido desde el depósito, a través de la línea hidráulica y el componente de salida hacia el recipiente de sangrado. Abre la válvula de sangrado más si te encuentras con una fuerte resistencia en el drenado del fluido.

Aprieta la válvula de sangrado para evitar el bombeo de aire nuevo en el sistema al devolver la bomba a la posición original.

Repite los pasos 4 a 6 hasta que por lo menos una media taza de líquido ha sangrado a través del sistema. Llena el depósito hidráulico a medida que trabajas para asegurarte de que no caiga por debajo de su marca mínima.

Prueba el sistema mediante la compresión del pedal de freno varias veces. Si lo sientes esponjoso u ofrece poca resistencia, sangra la línea un poco más.

Advertencias

Evita el contacto del fluido hidráulico en los ojos o la piel. Evita salpicaduras en las superficies pintadas. Lee la etiqueta de la botella de fluido hidráulico para el manejo y las instrucciones de eliminación y para saber qué hacer en caso de contacto con los ojos o la piel.

Más Artículos

×