Cómo probar un sensor de banda ancha O2

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los sensores de oxígeno de banda ancha se usan para incrementar la precisión de la proporción de combustible y aire en el motor. Los sensores de banda ancha O2 están equipados con un sistema de cinco cables en lugar del tradicional sensor de uno o tres cables. El sensor de oxígeno mide la cantidad de esa sustancia que ingresa al motor en un determinado momento. El sensor transmite esa información a la computadora del motor, la cual permite regular la mezcla de aire y combustible. Es importante revisar el sensor si ves que se enciende la luz de revisión del motor, o si el motor de tu auto funciona de manera regular.

  1. Abre el capó del vehículo y ubica el sensor de oxígeno de banda ancha. El sensor está montado en el colector del escape. Fíjate en el manual de reparación la ubicación del mismo en el diagrama ya que puede variar según el fabricante o instalador.

  2. Desconecta el cableado de banda ancha. Tiene cinco cables en lugar de los tradicionales uno o tres. Presiona las lengüetas de los costados y tira del cableado para sacarlo del sensor O2.

  3. Conecta el cable positivo del multímetro al terminal del cable de señal del sensor. El terminal del cable de señal es el tercero desde el costado (el del medio entre los cinco terminales). Enchufa el cable negativo del multímetro a tierra. Una toma a tierra puede ser el terminal negativo de la batería o una superficie metálica en el colector o motor.

  4. Configura el multímetro en CD Voltios. Enciende el motor y deja al motor al ralenti por un minuto. Revisa el multímetro. Deberías ver una lectura de entre 1 y 5 voltios. Si no obtienes ninguna lectura, el sensor está fallado y deberás reemplazarlo.

Más reciente

×